viernes, 30 de marzo de 2012

Tarta de queso, limón y te matcha

Ya estamos de vuelta, con las pilas cargadas, ideas frescas y ¡una gran cantidad de cosas por contar!

Al volver a Barcelona nos hemos encontrado con una grata sorpresa: la Primavera ya se hace notar y nos obsequia con los primeros días de sol y buen tiempo. Así que aprovechando la ocasión, por lo que pueda durar, hoy haremos una receta ideal para estos días.

Esta tarta resulta muy agradable de comer. El queso cremoso con los toques cítricos del limón, mas la textura de mousse, lo convierten en un postre fresco y suave.


El matcha es un ingrediente de la pastelería japonesa que se emplea también en gran cantidad de postres occidentales.
Su consumo ha incrementado mucho últimamente debido a sus supuestos beneficios para la salud.

Tarta de queso, limón y té matcha

Base de galleta (sable bretón) -12 bases-

  • 120 g azúcar glass
  • 125 g mantequilla pomada
  • 3 yemas de huevo
  • Esencia de vainilla 
  • 1 pizca de sal 
  • 160 g harina
  • 11 g levadura (tipo Royal)
Trabajar el azúcar y la mantequilla hasta obtener una crema. Añadir las yemas y la sal. Batir. Añadir la esencia de vainilla sin dejar de remover.

Juntar la harina y la levadura y tamizar. Incorporar a la mezcla anterior. Mezclar bien todo con una espátula con cuidado para que no salgan grumos. La masa debe tener una consistencia semilíquida. Poner en una manga pastelera.

En una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado poner aros de acero inoxidable del mismo tamaño y forma que los moldes que usemos posteriormente para hacer la mousse de queso. Rellenar con la masa de sable bretón hasta 1cm. Hornear a 180ºC unos 20 minutos.

Mousse de queso, limón y té matcha -12 raciones-
  • 200g + 100g nata 35% materia grasa
  • zumo de 1/2 limón
  • piel de 4 limones
  • 500 g queso tipo Philadelphia
  • 100 g azúcar
  • 4 láminas de gelatina
  • 1 cucharada sopera de te matcha en polvo
Rallar la piel de los 4 limones y poner bien extendida en una bandeja de horno. Hornear unas 2h a 50ºC. Si no se dispone de tiempo, se puede hacer en pocos minutos en el microondas.  Reservar

En un cazo juntar los 100 g de nata, el zumo de limón y el queso. Calentar a fuego suave, y remover con las varillas para que la mezcla se vuelva homogénea. Añadir la gelatina previamente hidratada y escurrida, y dejar unos minutos mas, para que se deshaga y se mezcle bien. Retirar del fuego e incorporar el té matcha y la piel de limón. 

Montar los 200 g de nata con el azúcar. Incorporar a la crema de queso en 2 veces, con cuidado para que no baje.

Poner la mousse en los moldes que se desee y congelar. Esta vez nosotros hemos usado estos moldes de silicona semiesféricos, pero se puede hacer con la forma que mas guste.



Cuando esté congelada, sacar de los moldes, poner encima de la base de galletas y reservar en la nevera. Sacar justo antes de servir y decorar con té matcha en polvo y finas tiras de piel de limón cocidas en almíbar (mitad de agua que de azúcar).



1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho tu receta! Nos permitirías compartirla con los seguidores de nuestro blog Cocina Global? Este mes les estamos proponiendo preparar recetas originales con té!

    Te dejo el blog para que puedas verlo: http://cocina-global.blogspot.com

    ResponderEliminar